Seleccionar página

Antoni Farrés i Sabater nació el 4 de abril de 1945 en Sabadell. Desde su nacimiento, Sabadell fue el lugar que marcó su vida y su carrera, convirtiéndose en el epicentro de sus actividades políticas y sociales.

Residió toda su vida en Sabadell, lo que le permitió mantener un vínculo estrecho con los ciudadanos y una comprensión profunda de las necesidades y aspiraciones de la comunidad. Esta proximidad con su lugar de origen fue una característica distintiva de su mandato como alcalde.

Falleció el 13 de febrero de 2009, a la edad de 63 años, en la misma ciudad que lo vio nacer y crecer. Su muerte fue consecuencia de un cáncer de pulmón, una enfermedad con la que había estado luchando durante un tiempo. Su partida dejó un vacío significativo en la vida política y social de Sabadell, así como un legado imborrable en la historia de la ciudad.

A lo largo de su vida, Antoni Farrés mantuvo una conexión inquebrantable con su ciudad natal, viviendo y trabajando en Sabadell hasta sus últimos días. Su dedicación y compromiso con su comunidad fueron reconocidos y valorados por todos aquellos que tuvieron la oportunidad de conocerlo y trabajar junto a él.

antoni farres alcalde de Sabadell

Formación y carrera profesional de Antoni Farrés

Se licenció en Derecho por la Universidad de Barcelona, una de las instituciones académicas más prestigiosas de España. Esta formación académica sólida le proporcionó las herramientas necesarias para desarrollar una carrera destacada en el ámbito jurídico y político.

Especializado en derecho laboral, Farrés trabajó como abogado laboralista en Sabadell desde 1971 hasta 1979. Durante estos años, defendió los derechos de los trabajadores y se convirtió en una figura prominente en el ámbito legal local. Su compromiso con la justicia y la equidad laboral lo distinguió en una época de importantes cambios sociales y políticos en España.

Su participación activa en Comisiones Obreras (CC.OO.) fue un aspecto crucial de su carrera profesional. Como miembro de esta organización sindical, Farrés jugó un papel clave en la lucha por los derechos de los trabajadores durante los últimos años del franquismo. Su labor en CC.OO. no solo fortaleció su reputación como defensor de los derechos laborales, sino que también le permitió forjar conexiones importantes en el ámbito sindical y político.

La experiencia acumulada como abogado y su participación en movimientos sindicales le brindaron una perspectiva única y valiosa cuando asumió cargos políticos. Su conocimiento profundo de las leyes laborales y su compromiso con la justicia social fueron fundamentales para su posterior éxito como alcalde de Sabadell.

En su rol de abogado laboralista, Farrés manejó numerosos casos que involucraban conflictos laborales, despidos injustificados y negociaciones colectivas. Esta experiencia práctica le permitió comprender a fondo las dinámicas del mercado laboral y las necesidades de los trabajadores, lo que se reflejó en sus políticas públicas posteriores.

La influencia de su trabajo en CC.OO. se extendió más allá de su carrera como abogado. A través de su participación en esta organización, Farrés contribuyó a la construcción de un movimiento sindical más fuerte y cohesionado, que tuvo un impacto duradero en la política laboral de Cataluña y de España.

Leer  Historia de la Parròquia Sant Fèlix de Sabadell

El reconocimiento como abogado competente y dedicado llevó a Farrés a involucrarse cada vez más en la política local, donde vio una oportunidad para implementar cambios a mayor escala. Su paso de la abogacía a la política fue impulsado por su deseo de mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y de la comunidad en general.

La transición de Farrés a la política no fue accidental; fue el resultado de años de dedicación y trabajo arduo en el ámbito legal y sindical. Esta transición marcó el comienzo de una nueva etapa en su carrera, donde pudo aplicar sus conocimientos y experiencia para el beneficio público.

El legado de su carrera como abogado y sindicalista es evidente en las numerosas iniciativas y reformas que promovió durante su tiempo como alcalde. Su formación y experiencia fueron cruciales para enfrentar los desafíos de liderar una ciudad en tiempos de cambio y progreso.

Carrera política

antoni farres SabadellAntoni Farrés i Sabater comenzó su carrera política en el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC), una formación que jugó un papel crucial durante la transición democrática en España. Durante los años 70, Farrés se involucró activamente en el PSUC, lo que le permitió consolidar su posición como un defensor de los derechos sociales y laborales.

En 1979, se convirtió en el primer alcalde democrático de Sabadell tras la celebración de las primeras elecciones municipales libres desde el fin del franquismo. Su victoria representó un cambio significativo para la ciudad, marcando el inicio de una nueva era de gobierno local caracterizada por la transparencia, la participación ciudadana y la modernización urbana.

A lo largo de su mandato, Farrés demostró una habilidad excepcional para conectar con los ciudadanos y comprender sus necesidades. Esto le permitió ser reelegido en cuatro ocasiones consecutivas, lo que consolidó su liderazgo y su visión de futuro para Sabadell. Su capacidad para gestionar y ejecutar proyectos de gran envergadura le ganó el respeto y la confianza de la comunidad.

La permanencia en el cargo hasta 1999 es un testimonio de su dedicación y compromiso con el bienestar de Sabadell. Durante sus veinte años al frente del ayuntamiento, implementó numerosas reformas y proyectos que transformaron la ciudad en un modelo de gestión municipal. Su enfoque inclusivo y progresista atrajo inversiones y fomentó el desarrollo económico y social.

Uno de los momentos clave de su carrera fue la transición del PSUC a Iniciativa per Catalunya Verds (ICV). Este cambio reflejó su adaptabilidad y su deseo de continuar promoviendo políticas verdes y sostenibles, en línea con las nuevas demandas sociales y medioambientales. Bajo la bandera de ICV, Farrés siguió impulsando proyectos innovadores que beneficiaron a la ciudad y sus habitantes.

Durante su mandato, también jugó un papel importante a nivel regional y nacional. Participó activamente en la Federación de Municipios de Cataluña y la Federación Española de Municipios y Provincias, donde promovió iniciativas para fortalecer el municipalismo y mejorar la coordinación entre diferentes niveles de gobierno. Su trabajo en estas organizaciones subrayó su compromiso con la colaboración y la construcción de redes de apoyo entre municipios.

¿Cuáles fueron los logros y contribuciones de Antoni Farrés como Alcalde?

Transformación urbana

Durante su mandato, Antoni Farrés impulsó una profunda transformación urbana en Sabadell, con el objetivo de modernizar la ciudad y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Entre sus proyectos más emblemáticos destaca el desarrollo del Eix Macià, una gran avenida que se convirtió en un eje central para el comercio y los servicios de la ciudad. Este proyecto incluyó la construcción de centros comerciales, como El Corte Inglés, que dinamizaron la economía local y atrajeron inversiones.

Leer  Qué ver y visitar en Sabadell

Otro logro significativo fue la creación del Parc Catalunya, un espacio verde que proporcionó un lugar de esparcimiento y recreo para los ciudadanos. Este parque se transformó en un símbolo de la nueva Sabadell, reflejando su compromiso con el desarrollo sostenible y la mejora del entorno urbano.

Infraestructura y servicios

También se destacó por su enfoque en mejorar la infraestructura y los servicios básicos de Sabadell. Durante su administración, se llevó a cabo el asfaltado de calles en toda la ciudad, lo que facilitó la movilidad y mejoró la seguridad vial. Además, se aseguró de que todos los barrios estuvieran provistos de servicios esenciales, como agua potable, electricidad y saneamiento.

Un hito importante en su gestión fue la creación de la cooperativa Transports Urbans de Sabadell (TUS). Esta cooperativa se encargó de proporcionar un servicio de transporte público eficiente y accesible para todos los residentes. La implementación de TUS no solo mejoró la conectividad dentro de la ciudad, sino que también promovió el uso del transporte público como una alternativa sostenible al automóvil.

Diversificación económica

En términos de diversificación económica, Farrés implementó diversas estrategias para diversificar la estructura productiva de Sabadell. Entendiendo la necesidad de adaptarse a los cambios económicos globales, promovió iniciativas que impulsaron sectores más allá de la industria tradicional, fomentando la innovación y el emprendimiento.

Durante su mandato, el crecimiento del sector servicios fue notable. Bajo su liderazgo, la proporción de la población empleada en el sector servicios aumentó significativamente, pasando del 5% al 40%. Este cambio no solo creó más empleos, sino que también estabilizó la economía local y mejoró la calidad de vida de los ciudadanos.

Las políticas que aplicó se centraron en crear una economía más resistente y adaptable, capaz de enfrentar los desafíos futuros. Su enfoque visionario y pragmático permitió a Sabadell convertirse en un ejemplo de gestión urbana y desarrollo económico sostenible.

Otros cargos y contribuciones políticas

Antoni Farrés i Sabater no solo dejó su huella como alcalde de Sabadell, sino que también desempeñó un papel importante en diversas instituciones y organismos políticos a lo largo de su carrera. Su implicación en estas entidades reforzó su compromiso con el desarrollo local y regional.

Como diputado provincial de Barcelona, fue elegido en tres ocasiones: 1979, 1983 y 1987. En este rol, trabajó bajo la presidencia de Josep Tarradellas y más tarde de otros líderes, contribuyendo significativamente a las políticas provinciales y a la coordinación entre municipios.

Entre 1987 y 1991, Aocupó el cargo de presidente del Consell Comarcal del Vallès Occidental. Durante su mandato, impulsó iniciativas clave para mejorar la cooperación entre los municipios de la comarca y promover el desarrollo económico y social de la región.

En 1992, fue elegido diputado del Parlamento de Cataluña, donde representó a su grupo, Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), hasta 1995. En el Parlamento, Farrés fue un miembro activo en la elaboración de diversas leyes, incluyendo la del plan territorial general de Cataluña, que fue crucial para el ordenamiento y desarrollo del territorio catalán.

Uno de los hitos más importantes de su carrera fue su nombramiento como presidente de LOCALRET en 1997. Este consorcio, que agrupa a más de 700 ayuntamientos de Cataluña, se centra en promover el acceso a la banda ancha y las tecnologías de la información en el ámbito municipal. Bajo su liderazgo, LOCALRET jugó un papel vital en la modernización tecnológica de los municipios catalanes.

Leer  Qué significa el nombre Sabadell

Además de estos roles, Antoni Farrés fue cofundador de la Federación de Municipios de Cataluña y de la Federación Española de Municipios y Provincias. Su trabajo en estas federaciones fue fundamental para fortalecer el municipalismo y fomentar la cooperación y el intercambio de buenas prácticas entre las diferentes entidades locales de España.

Su contribución a estas organizaciones ayudó a construir un marco sólido para la gobernanza local en Cataluña y en todo el país. Su visión y liderazgo fueron cruciales para el avance de políticas que beneficiaron a los ciudadanos a nivel municipal y regional.

Contribuciones a la tecnología y la educación

Antoni Farrés i Sabater fue un firme defensor de la modernización tecnológica en el ámbito municipal. Como impulsor del desarrollo de la banda ancha y las TIC, promovió la implementación de estas tecnologías en Sabadell y en otros municipios catalanes. Su liderazgo en LOCALRET fue crucial para que más de 700 ayuntamientos accedieran a tecnologías avanzadas, mejorando así la eficiencia administrativa y los servicios públicos.

Entre 1994 y 1999, fue miembro del Consejo Social de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). En este rol, contribuyó a fortalecer los lazos entre la universidad y el entorno social y económico, promoviendo iniciativas que beneficiaron tanto a la comunidad universitaria como a la sociedad en general. Su participación ayudó a orientar la UAB hacia una mayor implicación en proyectos tecnológicos y educativos.

Además de su trabajo en la UAB, desempeñó un papel importante como consultor tecnológico para Banc Sabadell y Jazztel. Su experiencia y conocimiento en tecnologías de la información fueron esenciales para asesorar a estas entidades en la implementación de soluciones tecnológicas innovadoras. Su consultoría no solo mejoró la eficiencia operativa de estas empresas, sino que también contribuyó al desarrollo tecnológico del sector financiero y de telecomunicaciones en España.

En el ámbito educativo, también destacó como profesor de administración y derecho local. Durante varios años, impartió cursos en la UAB, compartiendo su vasta experiencia y conocimientos con estudiantes de derecho y administración. Su enfoque práctico y su capacidad para relacionar teoría con práctica real lo convirtieron en un profesor apreciado y respetado por sus alumnos.

Las contribuciones de Farrés a la tecnología y la educación se extienden más allá de sus roles formales. Su visión de una administración local modernizada y eficiente, apoyada por tecnologías avanzadas, ha dejado un legado duradero en Sabadell y en otros municipios. Su trabajo ha sido fundamental para que las administraciones locales se adapten a los desafíos del siglo XXI, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos y fomentando el desarrollo sostenible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies